Archivos mensuales

julio 2015

Reflexiones

Excusas imposibles para ausencias difíciles

19072015blog01

Lo sé. Simplemente estás alucinando. Tanto tiempo sin pasarte por aquí, sin noticias de ningún tipo, solamente algún me gusta en Facebook y alguna que otra foto en Instagram. Y ahora, así de repente, vuelvo y casi no me reconoces, dudas de si es o no es, ves mi foto, puede que por primera vez, y alucinas porque pensabas que esto ya estaba finiquitado, que era un nuevo blog malogrado y ahora ¡me encuentras más presente que nunca aquí!.

El hecho es que he faltado, mucho, demasiado, y hay silencios a los que a veces no se les puede dar la vuelta, pero lo voy a intentar. A partir de ahora, la realidad y la ficción se mezclarán sin remedio y serás tú quien tenga que decidir con la razón que te quedas:

Continuar leyendo

Reflexiones

Cambio de piel

Fotoperfil

Entre hojas de calendario que evidencian el silencio, la vida clandestina (lejos de los focos y micrófonos del mundo digital) me da una pequeña tregua y me empuja, literalmente, a enseñarte mi nuevo aspecto, mi nueva piel.

Un nuevo traje para el que me he tenido que despojar de miedos y harapos (anteriores e interiores) y dar un salto (triple mortal) para creérmelo, sobre todo para creérmelo. Y saber que merece la pena, que si cada vez cuido más la ropa que uso para dormir o la taza en la que me tomo el té, también esta atalaya merece su tiempo.

Y he vuelto a los textos llenos de comas y a dejarme acariciar por las ideas que, primero, parecen susurros y, luego, terminan convirtiéndose en discursos, en poesía. Porque una vez atrapada la nube con las manos, no quiero perderla y dejar que se me escape entre los dedos.

Aun así, todavía sigo siendo la misma que entonces te mostraba mis rincones favoritos, mis planes de futuro o las ganas de bailar bajo la lluvia. Sigo siendo aquella que se encuentra faros en los lugares más insospechados y sabe que, tarde o temprano, va a saltar desde el muelle al mar, no importa lo frío o salado que esté.

El mismo faro, las mismas calles; solo que más míos.

Gracias por seguir ahí. Siempre.

PD: El nuevo diseño es obra de Mi casa en cualquier parte. Elena es la modista que ha tomado las medidas y ha sabido ajustar perfectamente mis ideas a lo que necesitaba.