Ametsetako kaiak

Llenar la vida o llenar el tiempo

Viva la vida

El 2014 empieza un poco tarde en este blog. A un retorno al trabajo más absorvente de lo que preveía se le han unido en las primeras semanas de enero una muerte cercana y, sobre todo, la inesperada hospitalización de alguien muy muy querido. Todo esto ha hecho que el tiempo se comprimiera y no diera de sí para llegar a todo. Sin embargo, como todo periodo más o menos difícil en la vida, también ha sido, o mejor dicho, está siendo, una nueva oportunidad para reconocer lo frágil de nuestra existencia, lo valioso de las cosas pequeñas.

Estas semanas en las que mi vida se ha visto desbordada principalmente de horas de trabajo y hospital, he echado de menos como nunca las cosas más sencillas, esas que a veces nos permitimos postergar porque estamos cansados o porque es más fácil sentarse en el sofá y no hacer nada. Tiempo para compartir con la familia, para leer despreocupadamente, para ver alguna película, para pensar qué hacer en el tiempo libre, para preparar un té o una comida en condiciones… Definitivamente, es difícil vivir plenamente en los momentos de tristeza y preocupación.

2.20140125_135924-2

Pero, curiosamente, en estas semanas también han estado más presentes que nunca en mi cabeza y en mi forma de vivir (que es lo más importante) consignas aprendidas con la experiencia, con la práctica del yoga o de la meditación, con las lecturas y consejos de expertos y de amigos. Y es que, el vivir plenamente y conscientemente el momento, por agridulce o claramente desagradable que sea este, ayuda a no desbordarse, a no querer correr más de lo que la ciencia nos dicta, a agarrarnos a lo verdaderamente tangible y, sobre todo, a dar a cada cosa su valor, a reescribir nuestra lista de prioridades en la vida.

algoparacelebrar

Para los que no creáis en las casualidades (yo no lo hago), un último apunte. La vida, a menudo de manera aterradora, nos suele mostrar las herramientas necesarias para afrontar aquello que nos aguarda y dependerá de que seamos capaces de verlo o no el que podamos echar mano de ello. En este caso, la vida (vía Amazon, que últimamente tiene mucha presencia en la mía) me trajo previamente a todas estas experiencias un libro cuya referencia no sé muy bien como encontré (tiene relación con el booktrailer que Álvaro Sanz ha hecho del mismo, pero no recuerdo como llegué a este).  Algo que celebrar de Lola Mayenco es, a mi entender, mucho más que “Una guía sencilla para enriquecer la vida con bellas tradiciones”. Es un libro realizado por una antropóloga que habla en primera persona de las numerosas tradiciones que celebran la vida en los más diversos puntos del planeta y que, sí, da pistas para introducir en nuestra vida ritos, celebraciones, que nos recuerden el valor de la misma. ¿Entendéis lo que un libro así puede haber supuesto en las tardes de acompañamiento en el hospital? Realmente, no podemos permitirnos el llenar nuestra vida solo de trabajo, preocupaciones y dolores de cabeza, porque de la misma manera que el viento derrumba en una sola tarde de vendaval el árbol que parecía eterno anclado en sus raíces, esta se nos puede escapar de la mano sin que podamos hacer nada por evitarlo.

Ahora, pregúntate, tú ¿llenas o rellenas tu tiempo?

Que seas muy feliz.

Entradas anteriores Entradas posteriores

También podría gustarte

15 Comentarios

  • Responder Olatz 25 febrero, 2014 en 11:34

    Nerea, cuánta razón…….. comparto contigo cada una de las palabras que has escrito y, cómo no, espero que esa persona tan especial se recupere…… Besarkada handi bat!!

    • Responder ametsetakokaiak 25 febrero, 2014 en 11:34

      Bai Olatz. Nire neba izan da, itzelezko sustoa emon deusku, baina zorionez hobetzen doa. Etxean dago eta ondo errekuperatzen ari da. Honelako gauzek dardarka uzten gaitue, ezta? Moxu handi bat!

      • Responder Olatz 25 febrero, 2014 en 11:34

        Ostras, Nere…….. Iker??? Joeeee……. pozten nau hobetzen joateak eta sustoa atzean uzteak…….. Emaiozu mosu handi bat!!

  • Responder happinessattitude 25 febrero, 2014 en 11:34

    qué bonito Nerea!! voy a buscar el libro ahora mismo…claro que sí hay que ser consciente de cada momento que vivimos y llenar nuestra vida de momentos… un beso muy fuerte. Soy Vanessa y mi blog es http://www.caputxetacreativa.com

    • Responder ametsetakokaiak 25 febrero, 2014 en 11:34

      Gracias Vanessa. A mí el libro me está dando pistas y ganas de celebrar mucho más las cosas. Muchas veces los gestos pequeños bastan: encender unas velas, abrir la ventana para que entre el aire fresco de la mañana, juntarnos con nuestros seres queridos… ¡Te buscaré en tu blog! Conozco a tu caputxeta de Facebook y ¡me encanta!. Un beso.

  • Responder Tardes de Verano 25 febrero, 2014 en 11:34

    Buff!!qué post tan bonito!muchísimo ánimo y fuerza para esos momentos difíciles que te han tocado vivir!justo ayer volví a ver la película “Una cuestión de tiempo” y el mensaje es el mismo!yo cada vez soy más consciente de que la vida son dos días y lo que tienes hoy mañana puede no estar, así que intento, aunque no siempre lo consigo, disfrutar del valor del día a día. Mil gracias por este post y la recomendación del libro.un besote!

    • Responder ametsetakokaiak 25 febrero, 2014 en 11:34

      Gracias a ti por tu comentario y por tu recomendación. No conozco la película, así que me la apunto ¡para verla y disfrutarla!. Coincido plenamente con lo que dices, que pena que a veces se nos olvide ¿verdad?. Un beso enorme.

  • Responder mariquillasaez 24 marzo, 2014 en 11:34

    Qué entrada más bonita, me ha encantado, y qué razón tienes…yo la lleno, es algo taaaan importante….Un besazo!

    • Responder ametsetakokaiak 25 marzo, 2014 en 11:34

      Me alegro de que te haya gustado. ¡Gracias!. Y no te creas, yo me lo tengo que recordar a menudo porque caigo fácilmente en la rutina…Así que sí, con este nuevo impulso de tu comentario ¡a llenar la vida!. Un beso enorme.

  • Responder Lola Mayenco 26 julio, 2014 en 11:34

    Nerea, qué alegría me ha dado conocer por casualidad tu blog y descubrir que has leído mi libro. ¡Gracias por recomendarlo y espero que esa persona tan especial esté ya mejor.

    • Responder ametsetakokaiak 1 agosto, 2014 en 11:34

      Lola, a mí sí que me hace ilusión el que hayas llegado hasta aquí y que hayas dejado tu comentario. ¡Muchas gracias! Sí, afortunadamente todo pasó, pero intento no olvidarme de todo lo que escribí entonces y sigo celebrando todo aquello que puedo tal y como tú enseñas en tu libro. ¡Gracias otra vez!

  • Responder Celebrar con amigos | Kale Kantoia 28 octubre, 2014 en 11:34

    […] Así que ya sabes, prepara una mesa bonita, elige tus platos favoritos y junta a tus mejores amigos porque ¡siempre hay razones para celebrar! […]

  • Responder ¡Adiós, 2014! | Kale Kantoia 31 diciembre, 2014 en 11:34

    […] Este año he pisado más hospitales de los que nunca hubiera imaginado; algunas de esas visitas se resolvieron bien, otras no tanto. La muerte me ha vuelto a recordar este año lo efímero de nuestra existencia y que la vida seguirá  aquí cuando nos vayamos… razón de más para celebrar la vida como os contaba aquí. […]

  • Responder Volver (otra vez) – Kale Kantoia 13 septiembre, 2016 en 11:34

    […] confianza de que esta casa es mi hogar, desempolvo los sofás y extiendo las nuevas velas, porque estamos de estreno, aunque cada día que pase estemos más […]

  • Responder Cosas de madre (e hijas) – Kale Kantoia 3 enero, 2017 en 11:34

    […] conoces mi clara convicción de que la vida hay que celebrarla y si leíste mi post del día de la madre del año pasado sabrás ya algo de mi historia personal […]

  • Deja una respuesta