Reflexiones

¡Muchas gracias!

GRACIAS

Pues ya iba siendo hora, la verdad.

Y eso que habéis sido de lo más cariñosos y en la calle me lo habéis dicho de muy buenas maneras, y otros habéis seguido visitando Facebook de vez en cuando, como una llamada discreta de atención, en plan, “¡Eh, Nerea! ¿Escribes o qué? Nosotros seguimos por aquí.”

Ni qué decir de las que os acordasteis de mí en Navidad y compartisteis conmigo vuestros mejores deseos para este nuevo año. No me he olvidado de vosotras, os debo unas tarjetas de invierno que al paso que va tal vez lleguen en primavera (lo que este año viene a ser lo mismo), pero llegarán, seguro que llegarán.

La cosa es que esta vez no son excusas como estas otra.

Ahora tengo una sonrisa de oreja a oreja y la intención de compartir con vosotros todas las razones por las que últimamente me siento tan agradecida.

Y es que el 2015 me ha regalado tantas cosas que hace ya mucho tiempo que cada día no dudo en repetir una y otra vez “gracias, gracias, gracias”.

Gracias porque he podido cumplir con aquella lista de propósitos que hice al inicio del 2015 y que, salvo en pequeños detalles como en que todavía no ha habido fiesta oficial de los 40 ni guerrero digno de lucir, sí se ha hecho realidad, sobre todo, en el  tiempo que he tenido para mí misma.

Gracias por Puntomom. Allí puse sonrisa y abrazos a algunas de las personas que seguía por Internet (Cristina, Lorena, Ana Refamilia, Andrea, Anna, Esther, Nuria…) y conocí a otras a quienes ahora sigo también (Olga, Aina, Silvia). Y porque fue precisamente esa noche cuando, en el hotel, después de mucho tiempo, me puse otra vez a escribir y me preparó para un junio en el que compartí con Nahikari y tanto otros el placer de escribir y, lo mejor, el buscar y provocar los estímulos que luego nos permitían hacerlo. (Lorena, tenías mucha razón: hay un antes y un después de #Puntomom. )

Gracias al 2015 por Elena, a quien admiraba por su blog, su humor y su creatividad y a la que le debo el cambio de piel que diseñó para Kalekantoia. Sin ella esta lista de agradecimientos estaría coja del todo.

Gracias al verano por haberme devuelto la lectura reposada, los libros de papel y haberme desenganchado de la lectura en diagonal. La ilusión de saber que me espera un libro en la bolsa de la playa, en la mesilla… no tiene precio.

Porto Ferro ha resultado ser una playa perfecta para #miveranoslow en #Sardegna

Gracias también por la música en directo y poder haber visto a Zaz en el Jazzaldia o volver al Kafe Antzokia a ver a Anari después de tantos años.

Gracias al otoño por haberme regalado a Andrea Amoretti y haberme sentado con ella, Olatz y otras dentro de un armario en San Sebastián. (Mis armarios también se lo agradecen, afortunadamente).

Gracias por haberme regalado también a Nuria Pérez y haber recibido sus chispas de inspiración particulares durante un mes. Gracias a ella he empezado a dar forma a las ausencias y espero convertir en creaciones concretas algunas de mis ideas. De momento, ya tengo en marcha un plan personal de solidaridad y he decidido vestirme de heroína más a menudo a pesar de las mallas. 😉

Y lo más importante:

  • Gracias por haberme dado las fuerzas para terminar mi tesis sin haberme perdido por el camino y sin haber perdido a mi familia por el mismo.
  • Gracias por haberme enseñado a perdonarme  por no venir a este rincón todo lo que convendría.
  • Y , sobre todo, gracias por haberme recordado que tengo muchas más razones por las que sentirme agradecida que por las que lamentarme.

Gracias, mil gracias, también a todos vosotros por seguir aquí. En unos días ¡lo celebramos!.

PD: Hay una película que me ha acompañado en este proceso espontáneo de empezar a dar mucho más las gracias: El cambio del Dr. Wayne Dyer, autor de Tus zonas erróneas. Tal vez os guste verla.

Entradas anteriores Entradas posteriores

También podría gustarte

11 Comentarios

  • Responder Maixa Garro 3 Febrero, 2016 en 11:34

    Un gran año Nerea. Un gran y merecido ZORIONAK!!!!!!! Te deseo lo mejor para este 2016!!!!!

    Un abrazo de tu compañera de la “derecha”

    • Responder nereakalekantoia 13 Marzo, 2016 en 11:34

      ¡Jajaja, Maixa! Eso de “la derecha” que mal suena, jajaja. Eskerrik asko, potxola!!Moxu handi bat.

  • Responder Aroa 4 Febrero, 2016 en 11:34

    Pues qué bien, qué alegría!! Qué bien leerte y ver que todo va bien y como quieres. Es tan importante! Un abrazo

    • Responder nereakalekantoia 13 Marzo, 2016 en 11:34

      Eskerrik asko, Aroa! Es muy importante, sobre todo, ser consciente de lo que tenemos, aunque no todo relumbre tanto. Tenerte aquí también es una razón por la que dar las gracias. Moxu handi bat!

  • Responder Cristina. Cosas de Infantas 5 Febrero, 2016 en 11:34

    Y gracias a ti por no dejar de asomarte, aunque sea de mucho en mucho. Besos

    • Responder nereakalekantoia 13 Marzo, 2016 en 11:34

      Ay, Cris, gracias a ti por tus palabras y por perdonarme mi pereeeeezaaaaaa. Besos

  • Responder Naiara 3 Marzo, 2016 en 11:34

    Gracias a tí Nerea por haberme presentado a Nuria, Lorena y tantas otras con las que estoy aprendiendo y sobre todo divirtiéndome mucho. Eskerrik asko.

    • Responder nereakalekantoia 13 Marzo, 2016 en 11:34

      Eskerrik asko, Naiara! ¡Qué bueno poder seguir compartiendo cosas contigo! Muak!!

  • Responder olatz 13 Marzo, 2016 en 11:34

    Ai Nerea, irakurri gabe neuzkan zure post berriak!!!!
    Eskerrik asko zuri! Plazer txiki bat zuri irakurrizu ahal izatea eta ohore bat zure irrifar zabala ezagutu ahal izatea. Ea aurten berriro elkar ikusteko parada izaten dugun. Zaindu eta muxu bat

    • Responder nereakalekantoia 13 Marzo, 2016 en 11:34

      Olatz, eskerrik asko zuri zure hitz goxoengatik!! Mezuena konpondu behar dot, ahalegintzen nabil zer gertatzen dan igertzen. Eta bai, 2016a eskuzabala bada izango dogu aukera berriro ere egoteko! Moxu handi bat.

  • Responder Volver (otra vez) – Kale Kantoia 13 Septiembre, 2016 en 11:34

    […] sé si has visto los últimos post que dediqué a mis vacaciones en Cerdeña, a dar las gracias o a explicar 5 pequeñas cosas que hago por el medio ambiente.  Pero si no quieres perderte […]

  • Deja una respuesta