Ametsetako kaiak

Volver a casa

Portada

Todavía estoy aterrizando. Disfrutando de la dulce sensación que deja el descanso, el tiempo bien invertido, las horas extras de sueño y placer. Y es que aunque ya estemos inmersos en la rutina, esa que nos devora siempre antes de lo que quisiéramos, no puedo evitar sentir todavía una alegre despreocupación que me aleja de las preocupaciones y me empuja al disfrute. Y es que, cuando he vuelto de vacaciones, he disfrutado como nunca la vuelta a casa; sí, he sentido que he vuelto a casa, con mayúsculas, y eso siempre es un placer. ¿O no?

Volver a casa es acostarse en la cama más mullida, rica y gustosa del mundo. Volver a casa es tomar el té en tu taza preferida y sentir que el sofá te acoge amorosamente. No hay cuadros tan bonitos como los de casa, ni olores como los de las velas e inciensos que tú eliges.

PicMonkey Collage home sweet home

He disfrutado como nunca de las vacaciones, no os vayáis a pensar. Hacía mucho que necesitaba un chute de estímulos: conocer sitios diferentes, hablar otros idiomas, comprar en supermercados exóticos por cercanos que sean, hacer visitas guiadas y saber que dejo que sitios por ver por tomar algo en esa terracita de postal… Sí, en vacaciones he hecho todo eso además de disfrutar de la familia y amigos. Pero eso os lo contaré otro día. Ahora se trata de disfrutar de la casa, del hogar. Al fin y al cabo, en eso consiste disfrutar del momento ¿no?

Si os gusta el tema y también os apetece pensar en vuestra casa como un lugar especial en el hacer de vuestra vida algo más bonito y más placentero, no dejéis de pasaros por aquí.

Feliz semana

Entradas anteriores Entradas posteriores

También podría gustarte

4 Comentarios

  • Responder aunhayhadas 8 mayo, 2014 en 11:34

    Cierto, volver a casa siempre es un placer. Bonitas fotos

  • Responder A house is a home | Kale Kantoia 19 junio, 2014 en 11:34

    […] Si te gusta el tema, puedes leer más en Volver a casa y en 5 rincones de mi […]

  • Responder Volver (otra vez) – Kale Kantoia 27 septiembre, 2016 en 11:34

    […] ya puedo decirlo: estoy feliz, vuelvo a casa y eso hay que […]

  • Deja una respuesta